Turquía lowcost

“Venir casa a conocer padres”, indicaba el traductor de Google en la pantalla del teléfono del pequeño Karim, el mismo que hacía cinco minutos había subido haciendo malabarismos con un enorme plato de comida caliente para nosotros hasta nuestra guarida secreta, un edificio en construcción con impresionantes vistas de las montañas nevadas del pueblito de…